Reír

Tess

¿Sabes cuál es tu problema?

Danny

¿Sólo tengo uno?

Tess

Has conocido mucha gente como tú. Estoy con Terry ahora

Danny

¿Te hace reír?

Tess

No me hace llorar

 

Escogí este fragmento del guion de una de mis películas favoritas, Ocean´s Eleven, porque aparte de estar muy bien hecha y representar con exactitud esas discusiones propias de la guerra fría que se dan entre una pareja, en ella Danny le pregunta a Tess si la persona con la que está ahora la hace reír; me encanta ese dialogo porque a mi modo de ver,  la risa es una de las cosas más importantes que puede existir en una relación.

Empezamos a reír viendo a los demás, a los que se acercan a nuestra cuna y nos hacen todas las muecas del mundo para sacarnos una sonrisa, reímos con las cosas que se caen y muchas veces con las personas que se resbalan, mi sobrina aún lo hace con desparpajo de todo el mundo incluyéndose ella misma, nos reímos a veces porque si y porque no; mi hija lo hace con sus propias poesías que riman inadvertidamente. Lo cierto es que la risa te relaja, te enamora, te  hace pasar momentos maravillosos, te acerca y soluciona muchos de los problemas que puedes tener a diario.

Estoy convencido que uno debe estar con quien lo haga reír, porque seguramente te hará sentir profundamente, y lo digo en todas las formas posibles. Te hará vibrar, encontrará esas fibras que nadie te ha tocado y sacará lo mejor de ti. Y no hablo ahora de la risa que se produce sólo por el chiste o por la broma que puede ser incluso de mal gusto, hablo de aquella persona con la que te sientas a hablar y de la nada empiezan a brotar sonrisas como si estuviéramos bajo un extraño efecto, hablo de aquella persona a la que miras a los ojos y sonríes con el alma y todo tu cuerpo se ilumina, hablo de la risa que compartes en el café de la mañana que se toma en la cocina mientras recuerdas cualquier cosa, o de la que cierra un abrazo profundo.

Por eso estoy seguro que hay que quedarse con la persona con la que te ríes lo mismo hablando frente a frente o través del teléfono; para tener buen humor necesariamente se requiere intelecto, atención, cuidado, así que alguien que te arranque sonrisas te arrancará también suspiros y seguramente gemidos.

Hay muchas personas allá afuera que pueden arruinar tu día; en algún momento hablamos de que teníamos que ser impermeables con aquellos que se empeñan en pasarte sus disgustos, su rabia o su frustración. Hay muchos de ellos porque es relativamente fácil contagiar los malos sentimientos si los dejamos. Hay en cambio pocos que te iluminan, que te ven y pueden hacer tu día, que con una sola mirada logran transmitir su felicidad, y la felicidad es sinónimo de calma, de paz, de que todo funciona bien. Hacer reír con sutileza, con tacto, no es sencillo; pero la risa como un virus puede propagarse muy rápido y generarse de manera espontánea cuando se comparte con la persona ideal.

Y por supuesto que sé que hay más cosas en la vida, que a veces se requieren otros elementos, especialmente cuando no todo anda bien. Sé que las relaciones siempre van a ser complejas y van a demandar de ti mucho más de lo que tú mismo crees que puedes dar, que te exigen y te llevan a tus límites, que te hacen mejor o peor, pero en ese camino siempre las sonrisas serán bienvenidas.

Así que si a tu lado está la persona que amas y además disfrutas una buena sonrisa con él o ella, no lo pienses demasiado y quédate a su lado.

¿Te has preguntado si te ríes lo suficiente?

Feliz fin de semana

Luis

Agradecimientos:

http://www.imsdb.com/scripts/Ocean%27s-Eleven.html

6 comentarios sobre “Reír

  1. Al igual que tú, siempre he pensado que la risa es el mejor antídoto contra las situaciones que alteran nuestro ánimo de manera desfavorable: el estrés, el dolor, las preocupaciones, la angustia, la rabia, en fin, actúa como una medicina. La risa es como un bálsamo para el alma y la vez una manifestación de su brillo y vitalidad. Hay muchas maneras de reír; la sonrisa tierna, profunda y cálida de quien nos acoge y nos da la bienvenida al mundo cuando nacemos, aquella que se perpetua cuando vemos dormir plácidamente a nuestros hijos, aquella que nos emociona al ver nuestros seres queridos al volver nuestra tierra, Aquella que se dibuja en nuestro rostro y nos llena de energía, cuando nuestras mascotas nos esperan en casa y salen a nuestro encuentro, las risas desparpajadas, burlonas y que estallan Abruptamente, unas interrumpidas, ronconas, que nos hacen pensar en el ruido de un carro viejo o de una locomotora, esas que se producen entre amigos. También están las risas producto del doble sentido, las picaronas cuando somos cómplices de algo, las seductoras y claro no podrían faltar las tímidas, las que se esbozan soslayadamente en nuestros labios, como que si o como que no, o las que hay que contener porque no resulta prudente su manifestación y la sonrisa dulce y nostalgicamente profunda, aquella del enamorado o de l persona que se despide y nos la deja como regalo de su adiós.
    Nos reímos de los otros, de lo otro y lo mejor de nosotros mismos, esta última es la mejor, es una muestra de nuestra capacidad de enfrentar el mundo, de nuestra resiliencia e inteligencia emocional.
    Así que reír, que esta vida necesita seres que se rian más y que hagan reír a otros, sin que ello implique dejar de ser trascendente cuando toque.
    Yo todos los días rio, así que los invito a recibir la mañana con un sonrisa de esperanza, la tarde con estallidos de carcajadas y despedir el día y recibir la noche con un sonris de gratitud, por haber vivido otro día más, bendiciones.

    Le gusta a 1 persona

    1. Mary,
      Cómo siempre espectacular tú mensaje.
      La canción dice “all you need is love ” yo añadiría amor y sonrisas. Reírse de sí mismo, tan importante como aprender de sí; siempre hay que buscar sonreír a veces sin motivo, sólo por la sensación de sentirse bien por unos segundos. Yo pienso que la risa es la expresión más franca que existe de cómo estamos por dentro y si bien se puede tratar de fingir, siempre traerá lo que estamos realmente sintiendo.
      Muchos besos y gracias de nuevo por tus palabras

      Luis

      Me gusta

  2. Yo soy la que me rio hasta de mi misma! jajaja Hay algo muy especial que viene acompañado de esa risa y es la manera en que puedes trasmitirla hacia los demás… muchas veces no es la situación que se presenta, el motivo por el cual empiezas a reir, sino quien se esta riendo. A mi en especial me pasa eso, todos dejan de reirse por el chiste o por la situación y empiezan a reirse de mi risa, si lo se es algo rara y justamente eso es lo que causa gracia y al final yo me termino de ir porque los veo a ellos reirse de mi!
    Estoy de acuerdo que hay que rodearnos de aquellos que causan alegría en ti, quienes dibujan sonrisas en tu rostro, quienes te dan esa felicidad diaria y a la que le sacas provecho para hacer mejor tu día. La risa más que terapia es VIDA es energía y muchas veces nos da ese empujón que necesitamos en nuestros días no tan buenos!
    Lindo tema!

    pd: todavía no supero la caída de la abuela y mucho menos la de mamá! jajajajaja

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s