Aprender.

img_0796Aprender.

 

Vivir es un constante aprendizaje; el día en que dejamos de aprender también empezamos a morir.

 

La palabra Aprender proviene del latín Aprehendere, la cual está relacionada con la acción de perseguir y atrapar algo; en efecto, aprender implica adquirir conocimiento y fijarlo en nuestra mente, dicho conocimiento puede venir de los métodos de enseñanza tradicionales que vemos durante nuestra vida pero también obtenemos conocimiento de nuestras relaciones, experiencias y de todo aquello a lo que nuestra mente dedique su atención. Este último punto es vital, debemos estar predispuestos a aprender, debemos querer hacerlo. Si bien es cierto que es factible captar conocimiento sin estar concentrado – el cerebro registra miles de imágenes y sonidos que eventualmente hacen parte de nuestra base de datos aún si prestar atención- es también cierto que cuando estamos atentos, cuando estamos motivados, el proceso cognitivo se fortalece.

 

Desde muy pequeño entendí que me era fácil recordar cosas; con sólo prestar atención en clase tenía el 80% de mis exámenes resueltos así que no llevaba cuadernos, no tomaba notas excepto para aquellas cosas que llamaban poderosamente mi atención. Esto no siempre funcionó, la memoria no siempre me ayudó en la escuela y mucho menos en la universidad, las matemáticas por ejemplo, eran un área en la cual mis habilidades innatas no servían de mucho. Mientras que mi cerebro llevaba en piloto automático materias como filosofía, historia, español y ciencias con los números era otra cosa. Para resumirlo en una corta anécdota, pasé trigonometría gracias a que le doné sangre a mi profesora en cierta oportunidad que estuvo hospitalizada. De no ser por mi grupo sanguíneo hubiera habilitado seguramente.

 

Con el tiempo empecé a trabajar en las cosas que no tenía, usaba la memoria pero desarrollé mecanismos de aprendizaje adicionales.

  1. Cuando me costaba aprender algo, lo escribía
  2. Si aún no se fijaba intentaba explicárselo a alguien más (enseñar es la mejor manera de aprender)
  3. También me organicé un poco; confiar en la memoria hace que no tomes notas ni guardes compromisos, normalmente esto no es un problema cuando estudias, pero se hace relevante en tu trabajo.

El punto es que todos tenemos habilidades que nos hacen especiales y todos podemos hacer más con ellas, nuestra tarea es continuar aprendiendo, no sólo trayendo conocimiento sino entendiendo más de nosotros mismos, mejorando, creciendo como seres humanos.

Para mí el éxito de aprender algo radica en estar motivados, en tener nuestra mente abierta. Los niños absorben todo como esponjitas porque están ávidos de información, no tienen miedo a preguntar o a experimentar; a medida que crecemos llenamos nuestro disco duro con cosas que no necesariamente sirven, como prejuicios, temores, resentimientos, preconceptos entre otros, todo esto sólo bloquea nuestra capacidad de ver cosas nuevas, nos hace resistentes al cambio y nos detiene.

¿Por qué es tan sencillo aprender algo cuando de verdad nos interesa?

Mi hija, por ejemplo,  es capaz de leer un libro de 600 páginas en una tarde cuando el tema le llama la atención y uno de 100 en tres semanas cuando no le atrae. La motivación es clave, pero si bien no todo logra atraernos, podemos hacer el proceso de aprendizaje de esas cosas más llevadero con sólo tener una actitud abierta. ¿Cuántas veces nos deleitamos con un plato nuevo que al principio no queríamos probar? O ¿cuántas veces fuimos a ver una película sólo por acompañar a alguien y terminó fascinándonos? Nos privamos de cosas agradables sin siquiera permitirnos experimentarlas.

 

Finalmente hay dos conceptos que me gustaría tocar rápidamente. El primero es el coeficiente intelectual (CI). El CI es, una medida del rasgo de inteligencia que todos tenemos en menor o mayor grado en comparación con otros y no se debe confundir con inteligencia. La inteligencia es ¨el conjunto de las habilidades cognitivas o intelectuales necesarias para obtener conocimientos y utilizar esos conocimientos de forma correcta con el fin de resolver problemas que tengan un objetivo y una meta bien descritos¨ (Resing y Drenth 2007).

 

Mientras que el CI es una referencia que en su resultado varía, esto es, puede ser mayor o menor que el de otro individuo o población, la inteligencia es un concepto abierto y relacionado a varias áreas, (lógica, espacial, musical, emocional etc.) por lo tanto no es tan fácil de comparar, no es fija y puede crecer con el tiempo. ¿Cómo se hace esto último? Hay maneras de ejercitar la mente: intenten con Lumosity por ejemplo, que es una aplicación que desarrolla diferentes áreas como la memoria, atención, resolución de problemas, flexibilidad, velocidad y lenguaje. Con diferentes ejercicios podemos no sólo ejercitarla sino mejorar en cada uno de estos aspectos.

 

El aprendizaje es entonces un proceso integral, está relacionado con todas y cada una de las experiencias que vivimos a diario; la inteligencia es nuestra herramienta para aprender y casi que como un músculo, podemos hacer que crezca y fortalecerla.

 

¿Qué estás aprendiendo el día de hoy?

 

Todo lo mejor,

 

Luis

 

 

 

Bibliografía y lecturas recomendadas

http://www.conceptodefinicion.de

www.ellosviven.worldpress.com

www.123test.es

www.significados.com

www.lumosity.com

 

11 comentarios sobre “Aprender.

  1. 9:13 am, y es increíble rectificar de nuevo las muchas cosas que tengo en común contigo. Para mi aprender no es tener el conocimiento de algo, como lo mencionas en una parte de tu texto obtenemos conocimiento de hechos, historias y demás que podemos leer, buscar y oír de las bocas de quienes nos lo trasmiten a diario en la u, en casa o por fuera, pero lo que pongamos en practica de ese conocimiento es lo que en verdad aprendimos; concuerdo también que a medida que pasa el tiempo nos llenamos de miedos y de cosas en nuestra cabeza que no nos dejan avanzar o que simplemente están llenando un espacio que podemos emplear para algo que en verdad queramos aprender, en mi caso fue así. Muy pequeña aprendí a montar bici, y por cosas de la vida y de una tapa salida en la calle me caí y hasta ahí llego mi impulso, nunca más volví a montar y lo mas triste de todo es que vendí mi bici que tanto había querido y por la que había ahorrado durante mucho tiempo. Mas claro no puede ser lo que pasó, el MIEDO de volver a caer se apoderó y me llevo a dejar algo que en verdad me gustaba, hoy a los 24 años, puedo decir que aprender de nuevo a montar bici y que mi prima que es mucho mas chiqui se haya tomado el tiempo y la PACIENCIA de enseñarme es lo mas satisfactorio de todo, no estoy tan adulta (por no decir vieja :P) pero comprendí que llenamos nuestra cabeza de cosas negativas o no encontramos un impulso o un motivo para hacer algo que nos gusta, que simplemente lo dejamos en el camino. Aprender de experiencias para mi fascinante, soy de memoria fotográfica como lo dice mi abuela, pero tengo que admitir que trabajo constantemente en no dejar perder esa memoria, ejercitar nuestras habilidades mentales o corporales es lo que nos permite que cada vez sea un poco mas fácil el aprender nuevas cosas, leer, hacer sudokus en mi caso, practicar un idioma, aventurarnos aprender otro o tratar de comprenderlo, bailar, aprender a trotar (que no es fácil), practicar.
    Conocer o saber es uno de los pasos para Aprender. Creo que Aprendemos cuando logramos comprender y practicar ese conocimiento.
    Somos capaces de aprender nuevas cosas, pero también de volver a aprender algo que creíamos ya olvidado, como lo dices tu, hacer crecer y fortalecer, no sólo en habilidades o en saber, sino también en persona. porque antes de aprender a hacer algo, aprendes a ser alguien! (y nunca terminas de aprender eso).

    Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carolina,
      Totalmente de acuerdo, hay que aprender a ser alguien primero porque saber no lo es todo.
      Me encantó tu anécdota y me parece maravilloso que menciones que aprendiste de alguien menor que tú porque siempre se aprende de cualquier persona y que hayas vencido tu miedo porque justamente de eso se trata vivir: de vencer miedos y seguir aprendiendo.
      Muchas gracias por tu comentario
      Feliz semana
      Luis

      Me gusta

  2. Me gustó mucho el tema, de alguna manera todos nos podremos identificar con el, creo que cuando aprendemos sin importar la edad que tengamos volvemos a ser niños.
    Me pasó hace un tiempo, aprendiendo un nuevo idioma que por cierto no me interesaba pero una amiga quería que la acompañara, y no aprendí,me portaba muy odiosa con el profesor y era bastante indisciplinada, el profesor llegó a creer que yo era medio “bruta” para aprender, en realidad no tenía interés.
    Al igual que tú, no soy muy buena en las matemáticas, ni química, ni física, siempre las reprobé, en cambio en la universidad cuando estudié una carrera que me molestaba pero estaba complaciendo a mis padres, era muy mala en las matematicas hasta abandoné la carrera, luego cuando estaba estudiando la carrera que amaba era una estudiante brillante con los números, siempre le explicaba a mis compañeros, y fui la primera de mi promoción.
    Creo que tiene que ver con el interés y las ganas.
    Y el estar en aprendizaje constante de alguna manera mantiene despierto a nuestro niño interior.
    Como siempre,me encantó tu publicación. Nos leemos.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola! gracias por dejarnos tus comentarios y tus anécdotas. Te cuento que justamente por mis falencias con los números decidí estudiar una carrera que tiene que ver con matemáticas. Fue una manera de probarme a mí mismo que no hay nada tan difícil que no se pueda aprender.
    Los niños son curiosos, no temen explorar y se maravillan de todo, que bueno poder mantener ese niño interior despierto por siempre.
    Feliz inicio de semana
    Luis

    Me gusta

  4. Yo pienso que el aprendizaje nos permite a las personas adaptarnos a nuestro entorno, a las situaciones, adquiriendo nuevos conocimientos, destrezas y hábitos. Creo que aprender cada día algo nuevo nos ayuda a aumentar nuestra capacidad intelectual en todas nuestras facetas.

    Solo es querer hacer un cambio en nosotros mismos, en el que vamos adquiriendo nuevas capacidades y que cada día iremos mejorando, ya sea en nuestro comportamiento, sentimientos y claro está en las emociones.
    Las personas también aprendemos de nuestras experiencias, y en estas sí que aprendemos, sobre todo de nuestros fracasos, de nuestros éxitos, de las personas que nos rodean, de sus comportamientos, gracias a todos estos aprendizajes nos convertimos en personas más seguras, maduras, y con mayor capacidad para resolver de problemas.
    Ahora yo por ejemplo estoy en un proceso de aprendizaje buscando diferentes herramientas para realizar mis tareas cotidianas, cosas simples que la verdad te simplifican la vida y que hacen que te quede más tiempo para realizar otras actividades que justificaba no hacerlas con la excusa perfecta: “no tengo tiempo” dejando atrás actividades que pensaba hacer y otras no terminadas, ahora con la organización, mis labores diarias se están disminuyendo. Lo que aprendo lo pongo en práctica, pues aprender no solo consiste en acumular conocimientos sino utilizarlos para ayudar, para transformar nuestra vida y porque no, nuestro medio.

    He sacado un poco más de tiempo para aprender a realizar un cambio en mi vida y liberarme de todos esos pensamientos negativos y actitudes que para nada hacen bien a mi tranquilidad, buscar algo nuevo que aprender, es una manera de alcanzar mi superación personal solo es cuestión de organización, esfuerzo y sobre todo porque de verdad me siento motivada a cambiar mi vida. Ahora soy una persona más en constante desarrollo, más interesada en todo lo que me rodea porque quiero superarme y encontrar la manera de ser más útil y sentirme bien y feliz.

    Le gusta a 1 persona

    1. ¨Hola Soy Así!
      Gracias de nuevo por tus comentarios. He estado peleado con la tecnología y por eso no he podido responder más rápido. Me alegran mucho todos esos cambios que estás haciendo porque se ve que te tocan de manera integral, tu lectura, tu ejercicio, el aprendizaje constante y la organización son factores que envuelven casi todas las facetas de tu vida y por lo tanto vas aprendiendo de todas las formas. Sería muy interesante que nos contaras un poco más de cómo has hecho o en qué te has basado para lograr hacer todos esos cambios.
      Fuerte abrazo
      Luis

      Me gusta

      1. Me di cuenta que los malos hábitos estaban afectando mi desarrollo personal, entonces opte por cambiar mi actitud, frente a todo e ir superando ciertas conductas y trabajar cada día en ello, dejar de pensar en problemas, carencias, recordando malas experiencias, dejando atrás a personas negativas que estaban a mi alrededor y que siempre se estaban quejando de que no podían lograr sus objetivos. Luego de darme cuenta de las fallas me propuse a mejorar y poco a poco corregirlas, y procurar mantener un excelente enfoque en metas personales. Y que me ayudo en esto? Como lo he dicho antes los libros son de gran ayuda, audio libros y videos de conferencias en youtube que escucho cuando hago alguna otra actividad. Y ahora mi actitud está más orientada al éxito, al continuo auto mejoramiento, al bienestar, a los grandes retos, y buscar dar lo mejor de mí.

        Le gusta a 1 persona

  5. Me gustan varias cosas que escribiste; también creo en la amplitud de nuestra capacidad y que muchas veces desperdiciamos gran parte de nuestro potencial por intentar movernos siempre sobre lo seguro, que el verdadero reto está en llegar a ser buenos en lo que nos cuesta. Que debemos vencer la barrera del “yo no sirvo para esto”; por mi experiencia personal se que después de probar cosas nuevas podemos llegar a adorarlas; yo por ejemplo nunca me vi escribiendo algo; siempre pensé que tenía cero habilidades al respecto; aún creo que no es algo que haga muy bien, pero me animo; me gusta hacerlo; sé que no sería mi carrera de vida (acá ya prefiero algo que no solo me apasione intensamente sino en lo que también tenga buenas habilidades), pero si es algo que quisiera seguir practicando porque lo disfruto.

    Creo que ya pasó el tiempo de pensar que ser inteligente se trata de tener amplios conocimientos acerca de muchas cosas y de asumir que va ligado a buenas calificaciones y títulos. De nada sirve saber muchas cosas si se es profundamente infeliz ! La inteligencia verdadera abarca mucho más que eso y viene conexo con la práctica; (si no se ejecuta algo no se aprende, solo se acumula información). Es necesario probar si ese conocimiento que adquirimos es correcto y sobretodo descubrir para qué sirve; es vital tener la capacidad no solo de aprender sino de organizar lo que sabemos para sacarle el mejor provecho en función de capitanear de una manera más acertada nuestras vidas. La mayoría de cosas importantes no se aprenden estudiando, sino haciendo.

    Igual me parece útil resaltar en este tema que aveces también es posible y más que eso común, aprender mal y que es mucho más difícil “desaprender” algo que ya hace parte de uno para aprenderlo de nuevo en forma diferente.
    Un niño que crece en medio de un entorno violento, es natural que se convierta en un adulto que ejerza lo mismo, una niña que vivió siendo maltratada y menospreciada ante sus hermanos varones, es normal que crezca pensando que vale menos; esos son casos complicados y fuertes; pero también aprendemos mal cuando se nos enseña a discriminar, a juzgar, a no perdonar, a creernos más que los demás, cuando no recibimos atención, cuando crecemos sin límites. Ya más grandes también aprendemos con nuestras relaciones de pareja y también ahí nos tropezamos con maestros buenos y malos. Es indiscutible que existen muchos conocimientos que nunca debimos haber adquirido; y la gran mayoría los aprendemos en nuestra crianza y mediante la interacción temprana con los demás. De ahí la relevancia en lo que le trasmitimos a nuestros niños; de la repercusión del ejemplo, y de la responsabilidad en lo que le brindamos a los demás.

    Estamos aprendiendo todo el tiempo; somos discípulos y también mentores con cada experiencia que vivimos, con cada persona con la que convivimos (sin importar la edad) con cada oportunidad nueva que se nos presenta. Nada enseña más que el mismo hecho de vivir; lo que uno es y hace es gracias a lo que ha aprendido.

    Y si, es esencial estimular al cerebro adquiriendo nuevos conocimientos y desarrollando nuevas prácticas; así como necesario estar abierto a aprender y dispuesto al cambio para poder avanzar; es imprescindible desarrollar una mente cabal, sin limitaciones, capaz de dominar los impulsos irracionales, con la habilidad de quedarse con lo que nos aporta y desechar lo inútil, y la capacidad de controlar las emociones; no para “mecanizar” la forma de sentir; sino para prepararnos y que al menos no jueguen en nuestra contra. Pero termina siendo más significativo cultivarnos para ser buenas personas! Aprender a ser tolerantes con las ideas diferentes, a superar las dificultades, a saber estar solo y también acompañado, a entender que vivimos en sociedad, a aceptarnos como somos (teniendo en cuenta que siempre podemos mejorar) y sobre todo a querer a los demás sin querer cambiarlos, a buscar nuestra felicidad, pero haciendo lo posible por no pasar por sobre nadie.

    Gracias por tu entrada Luis ! Me das la oportunidad de compartir algo de lo que llevo dentro.

    Le gusta a 1 persona

  6. Hola Mía.
    Me gustaron mucho tus palabras. Efectivamente desaprender es más difícil que aprender bien. Una vez el ser humano aprende algo, sobre todo de niños, se memorizan muchos mecanismos, por ende la importancia de aprender bien.Esto aplica en todo en la vida, el deporte, las relaciones, las artes.
    También estoy de acuerdo con que haciendo se aprende mejor, una cosa es tenerlo en la mente y otra aplicarlo.

    De nuevo mil gracias por tus palabras y de verdad creo que escribes muy bien, con gusto te cedería el espacio para una entrada.
    Saludos
    Luis

    Me gusta

  7. Hola Luis ! Así que además de buen escritor también te gusta el riesgo … Lo digo porque no se podría tomar de otra forma ese ofrecimiento tan generoso ! Aunque no te puedo negar que me emociona la idea, no le haría eso a tus fieles seguidores que entran buscando la calidad de tus escritos y seguro no se conformarían con menos. Por el bien de todos mejor no me insistas, porque en una de esas te cojo la caña ! 😛. En serio gracias por encontrar siempre las palabras más amables para contestarnos a todos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s