Cómo escuchar al universo.

Paulo Coelho escribió que ¨cuando realmente quieres que algo suceda, el universo entero conspira para que tu deseo se haga realidad¨. Yo estoy de acuerdo.

Hace ya más de veinte años me propuse entrar a trabajar con una empresa multinacional y enfoqué mi mente en hacerlo como una prioridad. No tenía las mejores notas y no era el mejor de los entrevistados pero estaba determinado. La palabra determinación es una de mis favoritas, sobre todo en la acepción que expresa valor. En ese momento estaba determinado a conseguir el trabajo con cada célula de mi cuerpo y lo logré. Durante mi vida he tenido varios ejemplos en los que a pesar de las adversidades, he insistido y he podido conseguir lo que busco; desde chico he tenido sueños y puedo decir con mucha satisfacción que escribo uno de ellos mientras simultáneamente vivo en el otro. Quizás me he tomado mucho tiempo para decidirme a cumplirlos, pero en este camino también he ido poco a poco consiguiendo metas intermedias que me han traído hasta donde estoy.

Yo creo, porque no puedo decirlo con certeza, que existe una base de datos universal, un compendio cósmico en el que reside la información crítica que buscamos para tomar nuestras decisiones y responder nuestras preguntas. Estoy convencido que sólo tenemos que escuchar y hacerlo con atención.

Pero ¿cómo escuchar al universo y sacar de él la mejor información?

A diario vivimos experiencias que son susceptibles de ser interpretadas de muchas formas; algunas parecen desgracias y otras parecen bendiciones, sin embargo todas nos dejan una enseñanza. Lo que he aprendido en todo este tiempo es que es muy difícil evaluar los resultados de nuestras acciones aislándolas del todo o viéndolas en un periodo de tiempo muy corto. Voy a tratar de explicarlo con un ejemplo: hace unos meses tomé la decisión de dejar el estilo de vida que tenía y volver a casa; en su momento fue algo que dolió y me hizo cuestionarme si era lo correcto; si sólo hubiera pensado en esa situación en particular o si me hubiera quedado en ese momento, quizás hubiera terminado por concluir que había sido una mala decisión, sin embargo después de unir todo el contexto y de estar viviendo lo que ahora vivo, sólo puedo pensar que hice lo correcto y que el universo estaba dándome señales para dar ese paso. No puedo decir que fue bueno o malo pero si lo correcto, es decir, no traicioné mis deseos y actué en consonancia con lo que siempre había soñado. Esa es mi primera conclusión: el universo te da empujones, si dentro de tu corazón se siente que es lo que has querido siempre, entonces seguramente es lo correcto; la evaluación final toma más tiempo y podrá ser buena o no tan buena pero siempre será positivo luchar por lo que uno quiere, entonces, al menos fue la decisión correcta.

Es difícil escuchar al universo. No tiene un lenguaje claro la mayor parte del tiempo y su información hacia nosotros tampoco es particularmente abundante. Usemos el siguiente ejemplo: Hay una casa que quiero comprar con todas mis fuerzas, sé que la quiero y tomé la decisión de hacerlo. En el proceso de compra se presentan múltiples contratiempos: el préstamo no sale a tiempo, el vendedor cambia de opinión, etc. Estas son señales que pueden ser interpretadas como mensajes: no compres esa casa, ¡no te conviene! Alguien más puede ver estas señales como simples obstáculos y continuar con el proceso hasta que logra cerrar el negocio. ¿Quién está en lo correcto y quién está equivocado?  Es extremadamente difícil saber cuándo la vida nos pone trabas para que abandonemos, o cuando sólo se necesita de nosotros más esfuerzo y más lucha para lograr lo que queremos. Para mí la clave está en esa última frase: es muy importante saber lo que queremos, con eso ya hemos solucionado la mitad del problema; después hay que evaluar si todas esta señales son reales o sólo percepciones; por ejemplo: mucha gente toma decisiones basados en supersticiones, coincidencias, sensaciones, todos elementos intangibles y subjetivos. Esto no es correcto. Nada es gratis en la vida y todo necesita de esfuerzo, sobre todo lo bueno, entonces no hay que tenerle miedo a los contratiempos, cuando se quiere algo con todas las fuerzas, hay que luchar por eso, el universo conspira pero no regala nada.

Mi teoría es que debemos siempre tener claro lo que queremos, así cuando se nos presente una oportunidad ya sabremos de ante mano si perseguirla o no. Después hay que escuchar siempre, estar pendientes, oír todo y a todos, aprender de todos los que nos rodean, tener la mente abierta para recibir buena información; todo está ahí, es cuestión de escuchar.

¿Ustedes qué opinan?

Feliz fin de semana y a escuchar el universo.

8 comentarios sobre “Cómo escuchar al universo.

  1. Pienso que todo está conectado y la vida nos da lo que necesitamos para crecer. Tener mente clara para entender y corazón puro para ser fieles a nuestra verdad, nos permitirá ver los caminos que se van abriendo para nosotros y fluir de manera natural.

    Le gusta a 1 persona

  2. Excelente escrito.
    Yo hoy no tengo mucho que decir, pero si preguntar.. y ahí va:
    ¿Cómo sabes que si estas escuchando al universo al tomar una decisión? ¿Cómo saber si estas haciendo lo correcto, aun así no tengas duda de lo que sientes y lo tengas claro en tu corazón? ¿Quién esta en lo cierto y quién no, aquel lo esta viviendo y sintiendo o el que esta afuera de espectador?
    Como lo dices, lo miramos de maneras diferentes porque todos lo somos… pero hasta que punto esta correcto en seguir por eso que te deja ser tu mismo y fluir, si has tenido mensajes que no han sido tan buenos, pero aun así sigue siendo lo que te mueve el mundo por dentro?…¿qué pasa cuando tu entorno en vez de aceptar y respetar, te juzga?
    he aprendido y he corregido.. pero si ese algo que me hace vibrar por dentro no ha cambiado… debo seguir luchando?…
    Hoy si que me pusiste a pensar!
    Un Abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Es muy difícil saber si el universo conspira para que las cosas se hagan realidad o simplemente para abandonarlas, todo está en la convicción que tengas, es decir, cambiar los caminos sin descuidar el horizonte. Hace más de dos años me presente a varias universidades para empezar mi maestría, tenía todo listo con una de ellas, de repente recibí un correo diciendo que no era posible iniciar porque habían problemas internos que les impedían recibír estudiantes internacionales, algo que según ellos nunca les había pasado. Estaba demasiado triste, no entendía porque me pasaban esas cosas… el destino? No era conveniente irme? No era el momento? Con el tiempo entendí que a veces la vida te guarda mejores opciones, me volví a presentar a otras maestrías y ahora siento que hice lo correcto. Siento que los sueños y las metas hay que perseguirlos, después la satisfacción es netamente personal, sin importar si eso era lo correcto o no…
    Feliz día!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola muy buenos días.
      Para empezar quiero decirte que me alegra muchísimo que CartasaSofia haya cobrado vida, seré un asiduo lector, felicitaciones.

      Una de las palabras que más significado tiene para mí es Determinación; pero tú has usado una que es igual de poderosa: convicción. Poder cambiar los caminos sin perder de vista el horizonte. Me encantó la frase y el mensaje de tu historia, porque quizás en eso radique el éxito para escuchar el universo, en no desfallecer ni perder el norte aunque tengamos que sortear un millón de obstáculos.
      Muy feliz día para ti también
      Luis

      Me gusta

  4. Quizás esto puede sonar un poco rudo, pero es lo que en realidad pienso…

    Hacemos lo que hacemos y al resto de alternativas simplemente no le damos posibilidad; por lo que nunca vamos a tener la certeza de que lo que estamos haciendo es o no lo correcto; lo que si debemos asegurarnos es de no escudarnos en el universo cuando lo que estamos haciendo es consolándonos con excusas para justificar lo que no hacemos. Tropiezos siempre van a existir! Especialmente en las cosas importantes. El mundo no gira al rededor de nosotros para pensar que si las cosas no salen exactamente como deseamos se trata de un complot en nuestra contra. Esa misma dificultad que se me presenta a mí se le presenta a miles de personas que van detrás de él mismo objetivo, pero depende de cada quien seguir adelante o rendirse y tomar otra vía.

    Si es importante tener claro lo que queremos; pero eso es solo el comienzo, es verdad, aveces nos llega una “ayudita” inesperada extra, pero son circunstancias que se pueden interpretar de muchas formas, en general depende solo de nosotros lograr lo que nos proponemos. No podemos esperar que todo mágicamente se disponga para cumplir nuestros deseos. Todo cuesta! La clave está en si estamos dispuestos a dar lo que se necesita para conseguirlo.

    Igual creo que algo fundamental para no complicar de más nuestra vida es que después de hacer algo, dejar atrás lo que no elegimos. No podemos vivir en el ” y si hubiera” porque es irreal, si me decidí por una cosa, aferrarme a eso , nada es perfecto, pero si tengo la tranquilidad de haber actuado con objetividad y consciencia a la hora de decidir (lo cual para uno mismo es bien difícil de lograr), no tengo porque recriminarme nada, independientemente del resultado. Siempre existirá la posibilidad de fallar; pero eso realmente no lo sabremos hasta que llegue el día de hacer el balance final, (en ocasiones lo que hoy parece malo resulta en nuestra mejor oportunidad más adelante). Es
    responsable actuar con la razón de nuestro lado, pero también es válido arriesgarse, no todo se puede calcular, lo mejor que nos pasa en la vida muchas veces ni siquiera es planeado, se vale estar atento a las señales, pero teniendo en cuenta que no siempre lo que nos hace felices es ideal, aveces tenemos que jugárnosla por nuestros sueños y no siempre vamos a encontrar apoyo en nuestras decisiones porque no siempre se presentan en su versión más bonita y aceptable, sin embargo, nadie más que uno mismo tiene que elegir qué hacer porque solo nosotros tendremos que vivir con eso.

    Otro buen tema ! 🤔Me parece que estás inspirado, sólo bromita 😛; muchos éxitos en todas tus cosas Luis …

    Mia

    Me gusta

    1. Hola Mía
      Perdón por la demora en contestar.
      Ciertamente tienes razón en mucho de lo que escribes. Sólo nosotros podemos decidir, la elección es una y las demás no son tan importantes después de que decidimos pero principalmente estoy de acuerdo con que una vez tomando el camino no hay lugar al “si hubiera”. Lo peor que podemos hacer es tomar una decisión y vivir en conflicto por lo que decidimos, así ni hacemos una cosa ni la otra.

      No estoy inspirado pero la semana pasada estuve escuchando el universo 🙂
      Muchos saludos
      Todo lo mejor
      Luis

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s