Que no te persigan tus decisiones

Es inevitable tener que tomar decisiones, es parte de nuestra rutina diaria y es necesario para movernos y continuar con nuestras vidas. Cuando tomamos decisiones por factores externos y sobre todo cuando involucran el comportamiento de gente que amamos, existe una delgada línea entre actuar por nosotros mismos o actuar pensando en los demás.

¿Cómo distinguir en cuál de los dos escenarios nos encontramos?

Es normal que tengamos que modificar algo de lo que hacemos o tomar una decisión sobre un tema en particular basados en personas cercanas o que amamos. A veces se trata de situaciones simples y en otros casos de cosas críticas como cambiar de país, abandonar nuestras carreras, empezar nuevos proyectos o postergarlos. Una persona que debe renunciar a su trabajo para moverse con su pareja a quien acaban de transferir de ciudad, enfrenta la decisión de alejarse de sus sueños profesionales o distanciarse de quien ama. ¿Qué hacer? A pesar de que la han puesto en una situación que no quería y que depende enteramente de circunstancias generadas por alguien más, es vital para ella tener claro al momento de decidir si lo está haciendo por ella misma o por ese alguien. Si concluye que lo más importante es estar junto a la persona que ama, entonces dejar sus planes y mudarse parecerá la opción más viable; cuando esa decisión vuelva y seguro volverá a cuestionar sus motivos más adelante, la encontrará preparada, quizás nunca convencida del todo pero por lo menos encontrará respuestas congruentes con sus deseos. Si por el contrario decide irse para facilitar la vida de su pareja, para que ella viva sus sueños dejando al lado los propios, esa decisión la perseguirá más adelante y no la dejará tranquila; sentirá que se traicionó a sí misma. En resumen, independientemente de las circunstancias, tendrá que decidir basada en lo que realmente quiere para no terminar viviendo los sueños de su pareja; el resultado podrá ser el mismo, podrá terminar mudándose, pero el proceso es totalmente diferente.

Hay un riesgo muy grande cuando decidimos hacer algo por alguien más y no por nosotros mismos ya que las circunstancias pueden cambiar radicalmente de un momento a otro; todas las decisiones se fundamentan en procesos internos que a su vez están influenciados por elementos externos. El riesgo de tomar nuestras decisiones basados en las prioridades de otros es que cuando esos escenarios cambian, nos encontramos solos en medio de situaciones que no son cómodas para nosotros y para las que nunca estuvimos preparados.

En nuestras vidas normalmente seguimos a los que amamos, tomamos decisiones pensando en ellos para apoyarlos e inevitablemente nos afecta todo lo que tiene que ver con ellos. Es muy importante, sin embargo, que valoremos nuestras acciones para que siempre, incluso cuando las presiones externas son muy fuertes, pensemos qué es exactamente lo que nos hará felices. Normalmente la felicidad vendrá de estar con quienes amamos pero hay momentos en los que tendremos que tomar caminos separados para ser fieles a nosotros mismos. La mejor manera de que nuestras decisiones no nos persigan y nos aflijan en el futuro, es no traicionarnos; si estamos en paz con nosotros mismos seguramente podremos estarlo con todo y todos los que nos rodean.

Finalmente, alguien que nos ame verdaderamente, nunca nos pedirá hacer algo que no queramos porque siempre tendrá nuestra felicidad como una muy alta prioridad. Siempre existirá una salida consensuada, un acuerdo, un camino conjunto en el que al final del día las dos personas puedan llegar a cumplir sus objetivos.

¿Están de acuerdo?

Feliz fin de semana y todo lo mejor,

Luis

 

6 comentarios sobre “Que no te persigan tus decisiones

  1. Cuando las prioridades en la pareja están chocando, y uno de los dos empieza con ciertas actitudes egoístas, se debe ser inteligentes e identificar estas situaciones donde por amor o compromiso se postergan los sueños, planes y proyectos, por hacer sentir bien a su pareja, algunos pueden verlo como un acto de amor, donde dejar que las prioridades de la pareja sean más importantes que las propias. Y nos preguntamos ¿Será que la otra persona estará dispuesta a hacerlo por ti?.

    Hoy en día nuestra sociedad es cada vez más equitativa, y tanto las mujeres como los hombres quieren realizarse de manera profesional, pero las mujeres suelen dejar sus planes a medio camino, se convierten en madres y deciden dedicarse a cuidar de sus hijos tiempo completo y es allí donde mueren todos los proyectos, metas y sueños que nunca pensó dejarlos sabiendo que eran los que más le hacían feliz, esto no es nada sano porque con el tiempo termina siendo un problema en la relación.

    Cuando intentas volver a retomar lo que dejaste o tal vez trabajar surgen preguntas como ¿y los niños?, ¿y la casa?, lo tienes todo “no hay necesidad”, y lo peor de todo es que te lo crees y lo aceptas y lo dejas, cuando ya luego de un tiempo empiezas a preguntarte ¿qué has hecho por tu vida? ¿Eres feliz? ¿Esto era realmente lo que deseabas para tu vida? Te enfocas sólo en ser madre tiempo completo, dejando de lado a tu familia, tus pasatiempos, tus amigos, el tiempo para ti, empezamos a ceder, postergar, y dejar todo.

    Cuando ya te sientes sin salida piensas en que no puedes continuar de ese modo y es cuando tienes que empezar a realizar cambios, tomas decisiones y es la oportunidad perfecta para retomar de nuevo lo que dejamos atrás poniendo todo el esfuerzo y dedicación, y si la pareja no es egoísta te dejará en libertad para que alcances tus propios intereses sin criticarte, e interesándose por lo que quieres y realmente te hace feliz para apoyarte.

    Pienso que no es compatible una vida de pareja donde solo uno de los dos se desarrolle al máximo, sin mostrar interés por lo que realiza el otro, o cambiamos de manera que los dos seamos felices en todos los ámbitos o lamentablemente no estamos destinados a estar juntos.

    Me gusta

    1. Hola,
      Que bueno verte de nuevo por acá.

      El crecimiento en pareja es clave para ligar la felicidad en pareja, interesarse por lo que el otro hace, apoyarlo y hasta criticar constructivamente es necesario y valioso. La comunicación es clave para revisar todos estos temas e igual de importante es que cuando aplaces tus planes y sueños lo hagas porque tú estás de acuerdo, de otra manera esa decisión te perseguirá por siempre. Por eso es clave no tomar decisiones por los demás sino por uno mismo.

      Sé valiente con tus proyectos y mantén una comunicación franca y abierta, es una muy buena manera de lograr lo que deseas manteniendo tu relación
      Abrazo
      Luis

      Me gusta

  2. Excelente artículo. Es así, esas decisiones se deben tomar porque uno las desea y no empujados por el otro, porque probablemente se las terminarás reprochando… conozco muchas parejas que por la situación de mi país se han ido juntos a otro país y cuando están allá, se devuelve uno solo, y la relación termina… no es fácil tomar ese tipo de decisiones, pero al menos se dan la oportunidad de probar. y es triste porque son parejas que parecen muy unidas, pero hay sacrificios que no son para todo el mundo.
    En general hay decisiones tan importantes que no pueden ser tomadas en un arrebato o por presión de otras personas, sea tu pareja, tu amigo o familiar. Saludos, un gusto leerte de nuevo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola y que bueno que hayas vuelto.
    Hay muchos casos en los cuales se toman decisiones por los demás, practicar un deporte nuevo, renunciar, alejarse de los amigos y hasta cambiar de gustos. El tema es que si no lo hacemos por nosotros estaremos viviendo los gustos, las pasiones y finalmente la vida de los demás y ese no es del objetivo por el que vinimos aquí.

    Espero que todo esté bien contigo,
    Abrazo
    Luis

    Me gusta

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la vida implica una permanente toma de decisiones, algunas sobre situaciones básicas, cotidianas, otras trascendentales, algunas que no nos comprometen en nuestros afectos, mientras que otras nos confrontan y movilizan en lo más profundo de nuestro ser, me referiré estas últimas. Esta clase de decisiones nos demanda considerar múltiples aspectos: El contexto, el momento de nuestras vidas en que se presenta, la situación en si, las personas implicadas, las consecuencias de las mismas, las distintas alternativas, los beneficios, las prioridades, los riesgos en fin, la cuestión es no dejarse llevar por presiones, manipulaciones afectivas etc. La toma de una decisión si bien debe tener en cuenta a otros, cuando están involucrados en la situación. No debe estar en función del otro o dejar en éste, la determinación. En la medida, que somos nosotros los que decidimos, nos hacemos responsables de nuestros actos y las consecuencias de nuestras decisiones, no podemos andar por la vida, responsabilizando o en el peor de los casos culpando a otros, sean nuestros padres, hijos, parejas u otras personas, por situaciones y decisiones que dejamos en manos de los demás. Podremos equivocarnos. Aprender de ello, pero no quedarnos estancados en lo que hicimos o dejamos de hacer, o en lo que pudo haber sido. las decisiones fundamentales en nuestra vida, no pueden ser tomadas a la ligera, visceralmente o con apasionamiento, éstas deben ser fruto de la reflexión, del encuentro de la razón y el corazón. Un abrazo y gracias por ponernos pensar sobre cómo decidimos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Mary,

      A veces el camino más sencillo pareciera ser dejar que los demás decidan por nosotros, desde cosas básicas hasta algunas más trascendentales; todos los que en algún momento culpamos o responsabilizamos a los demás por decisiones que debimos haber tomado, hemos fallado en haber permitido que otros se hicieran cargo de nuestra vida. Sin embargo generalmente se puede corregir el camino y volver sobre nuestras acciones, es posible que tengamos que enfrentar las consecuencias de las decisiones iniciales pero podremos enderezar las futuras. Es un tema complicado que va más allá de seguir a la pareja a otro lugar, está en las cosas más cotidianas que experimentamos y que son las que al final construyen nuestras vidas.

      Muchas gracias como siempre por tus acertadas palabras
      Abrazo
      Luis

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s