Hermanos.

Se acerca con la calma que ya es habitual en ella y una sonrisa que viene del fondo de su alma y que no sólo ilumina su cara sino toda la habitación y me dice, felicitaciones Ferchito, estoy muy orgullosa de ti.

                        Octubre 1996

Con poca gente tenemos tantas historias, tantos lazos, tantos secretos compartidos, tantas pilatunas amontonadas en el baúl de los perdones como con tus hermanos; ni siquiera hablo de gemelos o mellizos, hablo de esa afinidad, de esa relación tan estrecha que se crea con risas, llanto, historias, rabietas, peleas, defensas monumentales dignas de abogados notables en frente de tus padres y por supuesto de delaciones gigantescas también:

-¡Mamá, mi hermano me está molestando!

Y es que frente a los demás no necesariamente nos llamamos por el nombre, decimos, mi hermano o mi hermana, usamos esa palabra poderosa que denota camaradería, consanguinidad, que dice ¨lo que es con él o con ella es conmigo¨ y la usamos con orgullo y con mucho amor. Yo tuve la fortuna de tener una mayor que yo (muy a su pesar), porque siempre era la responsable de mis travesuras, y además la alegría de vivir mil historias e historietas con ella. Ella sabe de nuestra ¨Liga de la Justicia¨ de las subidas al bus sin pagar para ir a comer torta de pan después de clase, sabe del primer amor, de la vez que jugando a los bomberos casi quemo todas las sábanas de la casa y sabe de mis primeras lágrimas y mis éxitos y derrotas como profesional; sabe de mis sueños y los acolita pero es psicorrígida como si fuera una madre (peor que una) con alguno de mis excesos de tragos o uno de mis comentarios pasado de tono.  Eso son los hermanos; Daniel Samper Pizano a quién admiro y quién sin duda alguna es la razón por la que yo empecé a escribir en la vida –asumo que él dirá que no tiene la culpa – escribió alguna vez –quizás siendo profeta- en uno de sus libros que a los hermanos se les quiere ¨poco y con desconfianza¨. La verdad es que en su genial mamadera de gallo quizás quiso decir todo lo contrario.

Los hermanos son para toda la vida. Así nos hayan dejado antes, viven en nuestros sobrinos y en nuestros hijos, en sus gestos y en su manera de ser, si se han ido se convierten en ángeles y nos cuidan desde otro lado. Mis amigos entrañables que han pasado por esto pueden confirmar lo que digo. Son entonces para toda la vida y son parte nuestra, constituyen ese abrazo material o espiritual que siempre nos hace falta y que nos gusta recibir, son nuestra escuela para la vida, con ellos aprendemos a defendernos y a practicar la tomadura de pelo típica que usamos con los que amamos:

-¿Qué se siente ser la más vieja?

-Es que eres adoptada, eso lo explica todo.

-Yo salí inteligente y apuesto, tú… saliste como pudiste

Pero todas esas frases están llenas de cariño y del humor que compartimos con ellos.

Quise escribir sobre ella y sobre todos los hermanos que conozco y que se quieren y a pesar de los años mantienen ese amor, también de los que no están físicamente y se extrañan y se sienten cada día, esos son muy importantes también. Quise hacerlo porque son muy especiales y se merecen todo nuestro amor.

Feliz día de los hermanos (¿existe?)

Luis

P.D. A mi querida Nieves que por estos días está hablando como Darth Vader, mi mejor energía y que se recupere pronto.

Agradecimientos:

La foto de Nieves y Hétor se tomó de internet. Un fuerte agradecimiento a @ConsueloLago por toda una generación de crítica maravillosa y bien humorada.

10 comentarios sobre “Hermanos.

  1. Indudablemente, los hermanos no tienen nombre tan cierto!!! Son los que en tus peores y grandes momentos siempre están a tu lado, ahhh como recuerdo mi banda de hermanos ( porque somos 7) armando los juegos diarios y ahora cada uno en su vida realizados. Gracias por este hermoso artículo amigo!!! Sigue así, nutriéndonos las almas. Un fuerte abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Que Liindo!! lo imagine saliendo de la boca de mamá!
    Los hermanos son un regalo de Dios, y en muchas ocasiones no tenemos la oportunidad de compartir con ellos por ciertas cosas de la vida, a mi me pasó, pero a medida que pasan los años te das cuenta que ellos son parte de ti y tu de ellos de una u otra forma!
    siempre le pedí a mamá una hermana y no quiso, pero mi tío me dio una y aunque no compartamos mucho por las distancias, ella hace parte de mi vida!
    un abrazo grandisimo y como siempre Genial!

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Ferchito, mi hetor, mi manjar negro (Nieves), gracias por tus hermosas palabras, por tu amor, por estar siempre ahí conmigo y con todos.
    Como siempre, cada vez que me hablas de afecto y de cosas trascendentales, varias lágrimas resbalaron por mis mejillas al leer tu escrito, menos mal que lo leí hoy, porque la emoción, me hubiera aumentado la taquicardia y estaría todavía en la clínica. Ja..ja..ja mentiras.
    Sentí tu presencia y amor conmigo en cada instante, me siento privilegiada de tener un hermano como tú. Gracias por ser mi apoyo, mi cómplice, mi compañero de aventuras y pilatunas, bueno ahora eso último no mucho, pues hemos madurado, por lo menos yo, si .ja..ja..ja y al igual que ese día que te dije que me sentía orgullosa de ti, todavía ese sentimiento permanece, mi admiración es cada vez más grande, pues eres un hombre integral y polifacético, hasta cantaautor me resultó.
    Lo de la psicorigidez no es tal, es la voz de la conciencia..ja..ja.. Y como diría Eros ramazotti: Gracias por existir, te amo hermanito.

    Le gusta a 1 persona

  4. Que lindo post Luis, creo que somos afortunados de tener compañeros de vida, asi veo a mis hermanos. Ellos en sus diferentes contextos nos enseñan a amar de diferentes maneras, sus personalidades nos prueban y nos hacen sentirnos orgullosos de las personas que son. En mi caso son tres y me siento afortunada de tenerlos, cada uno me enseña cada día algo nuevo, tanto asi que ya soy tía y no estaba preparado para asumir ese rol, pero eso te cambia tu perspectiva, sabes que hay un ser chiquito que te necesita y que siempre los sobrinos son como hijos para uno. Por otra parte esta Sofi, ella es mi mejor ejemplo de persona, no creo haber tenido un solo momento en el que no la admire, siento que ella es el ejemplo perfecto de dar lo mejor de uno y crear la mejor version, es bonita, inteligente, extrovertida, pero tiene un caracter que solo se la aguantan mis papá y yo jaja… lo que más me gusta es que nunca ha dicho NO a cada una de mis locuras, es mi complice de aventuras y yo de las suyas… es lindo saber que alguien hace parte de ti con tanto amor.

    Que vivan los adoptados!!! Ellos complementan nuestra existencia!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Anita!
      Que buenas historias y que alegría ver lo de Sofía, siento que ella te admira muchísimo también y que de alguna manera tu le trazas un camino con todo esto que estás haciendo!
      Los hermanos son compañeros de vida sí, esa es una forma muy hermosa de llamarlos.
      Felicitaciones tía! Es una maravilloso cierto?
      Un abrazo
      Luis

      Me gusta

  5. Decimelo a mí Luis, que tengo 5. A pesar de todo, los quiero, más allá de idas y vueltas, enojos y alegrías. Sin embargo, aunque no los haya elegido (una frase hecha más), los sigo queriendo más allá de la distancia. Me gustó.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s