Decidir estar mejor

img_2275¿Cómo entender si una relación no está funcionando? Y ¿Qué hay que hacer para volver a empezar y encontrar la felicidad después de un rompimiento?

 

Una gran amiga mía ha logrado convertir sus sueños en realidad. Le dio un giro a su vida después de haber pasado por momentos muy tristes luego de experimentar un rompimiento, con quien pensaba, era el amor de su vida.

 

Sus decisiones implicaron valentía, una voluntad enorme para volver a empezar y mucha confianza para decidirse a estar sola.

 

Los rompimientos amorosos traen consigo etapas de caos y de dolor a nuestras vidas. Son experiencias amargas por las que pasamos por periodos de tiempo que pueden ir desde semanas hasta años. He conocido personas que nunca pudieron recuperarse del todo.

 

Todos hemos escuchado alguna vez que las crisis son buenas; que el cambio siempre es positivo o que en momentos de dolor podemos encontrar nuestras verdaderas fortalezas. Esto es cierto. Yo pienso que solo nos hacemos realmente fuertes cuando podemos superar esas pruebas, pues salimos con ánimos nuevos y principalmente, con un mejor conocimiento de nuestros límites y de nuestras posibilidades. Estos procesos que se dan en las separaciones, empiezan con la decisión propia o de la pareja de terminar la relación. Algunos de ellos pueden ser largos y otros súbitos y definitivos, pero en los dos casos, los sentimientos que se generan nos golpean fuertemente.
Pero si un rompimiento es doloroso, quedarse en una relación que nos hace daño lo es más. Se sufre muchísimo cuando por diferentes razones la gente decide quedarse con personas con quienes son inmensamente tristes .
Existen ciertas situaciones que habría que eliminar totalmente de nuestras relaciones. Aquí solo menciono algunas de ellas pero en general, todos nosotros somos capaces de identificar lo que nos hace daño y corregirlo. Solo nos hace falta decisión.
Hay que empezar por evitar la manipulación.

En las relaciones no puede existir condicionamientos ni coerción. Aquellas relaciones en las que hay temor o presiones innecesarias nunca van a ser positivas para las personas. Los manipuladores ejercen su juego basados en crear necesidad en la pareja, en cultivar dependencias para después mantener viva la amenaza de que todo puede terminarse y así conseguir lo que quieren. En el momento en que se identifique esto es tiempo de irse. Si la decisión es separarse entonces hay que hacerlo de manera tranquila pero rápida. Hay que recordar que solo nosotros somos responsables por cómo nos sentimos, debemos evitar culpar a los demás o sentirnos culpables por ellos.

 

Valorarnos con convicción.

Nadie puede hacernos sentir inferiores, menos capaces o inadecuados. En una relación sentimental no hay maestro ni alumno, se aprende de los dos y por los dos, se aprende a vivir como uno. Siempre se debe dar a los sentimientos el lugar que merecen, hacerlos valer, esto es clave porque no se puede dejar que pasen por encima de ellos. El respeto es vital.

 

Hay otras posibilidades.

El peor error que se puede cometer es pensar que la persona que está a nuestro lado es la única que puede amarnos. No se trata de ser inconformes sino de pensar que en una relación, los dos deben alimentar por igual todo lo que la mantiene viva. A veces nos quedamos con alguien porque pensamos que nadie más nos va a aguantar, que es lo mejor que pudimos encontrar o simplemente no nos arriesgamos porque más vale malo conocido… Tenemos que huir de esta manera de pensar y siempre sentir que somos valiosos y como tal, siempre podremos rehacer nuestras vidas.

 
Salir de una relación que tiene estas u otras situaciones que nos hacen daño, requiere valentía. Se necesita el valor y la decisión para acabar con algo que queremos pero que no nos hace bien. También se debe perder el miedo a la soledad, pues en muchas situaciones la soledad es la mejor compañía; tener ese tiempo consigo mismos nos permite conocernos mejor, descubrir de qué estamos hechos. Decidir estar solos es el primer paso para evolucionar de una relación que no nos conviene.
Es importante tener paciencia. No se puede pretender salir de una relación para entrar a otra de inmediato. Necesitamos un tiempo prudente para sanar, para hacer una evaluación de daños y aprender. La paciencia es vital para poder esperar con calma a estar mejor y a la vez ponernos en la posición de ver claramente cuando la persona que queremos pase por nuestra vida.
Tenemos que creer. En nosotros mismos y en nuestra capacidad para salir adelante. En esos momentos en los que peor nos sentimos, es urgente hacer cosas que nos llenen, enfocarnos en el trabajo, en lo que nos gusta, invertir tiempo de calidad en nosotros mismos, todas esas acciones aumentarán nuestra confianza y nos permitirán ser más fuertes.
Como siempre, no existen recetas universales ni remedios que curen todas las enfermedades. Cada uno de nosotros debe evaluar su situación y decidir qué es lo mejor. Los seres humanos estamos llenos de mecanismos de defensa contra riesgos físicos y emocionales, pero estos no funcionan cuando el riesgo lo generamos nosotros mismos, cuando nos volvemos complacientes o incluso masoquistas.
Lo que definitivamente quiero compartir con Uds. es que siempre hay una posibilidad de encontrar lo que realmente se quiere. Hoy, mientras mi amiga celebra su luna de miel, pienso firmemente en que la vida le tiene cosas buenas reservadas a aquellos que nunca se rinden y que son valientes.
Feliz fin de semana y persigan sus sueños.

6 comentarios sobre “Decidir estar mejor

  1. Un tema complejo y doloroso, pero que es necesario abordar y enfrentar. Las relaciones de pareja involucra a los dos seres que la formaron, alimentarla, cuidarla y valorarla, es responsabilidad de ambos. Generalmente, algunas personas temen generar o yo diría más bien, formalizar la ruptura, por miedo a causar daño, a herir o por las propias culpas, mal que siempre está acechando cada uno de nuestros actos. Personalmente creo que el amar y el estar con alguien, debe ser un acto mediado por la libre decisión y la responsabilidad, la manipulación, las dependencias, nuestros propios temores o la presencia de terceros, en este caso los hijos, y lo digo con experiencia, no deben ser los factores que nos lleven a estar al lado del que ya no amamos, o que ya no nos ama. Pues decir adiós amando es mucho más complejo. Creo que uno debe librar varias batallas por una relación, pero cuando ésta no evoluciona, o por el contrario la confianza se resquebraja, es mejor decir ya no más. Pues este es un cimiento fundamental en una relación, sumado al respeto, a la pasión, a la admiración y claro todo esto significado por el amor. Quedarse atrapado en una razón por temor, culpa, o por el qué dirán, no es sano para nadie.
    La gente cree que uno se separa para estar con otra persona, no necesariamente es así en todos los casos, a veces es necesario tomar distancia, para no perderse en la monotonía, en la amargura, en el dolor o en la rabia; sanando nuestros propios dolores y heridas. Luego podrás recordar todo lo bueno, lo bello y lo vivido con ese otro ser, sin rencor y sin rabia, agradeciendo lo que te aportó y lo que uno pudo construir, a partir de esa interacción. Es difícil, claro que sí, pero no imposible. La soledad, es el mejor espacio para hacerlo y de una manera tranquila. Con todo lo que estás decisiones implican, sigo creyendo en el amor y en lo que todo nos trae a nuestras vidas. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Mary,
      Palabras muy claras y poderosas. Mi mensaje, sin embargo, tiene también mucho de esperanza, pues después de algunas crisis hay personas que logran encontrar la felicidad. No hay que tenerle miedo a los cambios porque a veces esos eventos son los que llenan nuestra vida de cosas positivas.
      Gracias por leerme y dejar tu comentario
      Abrazo

      Me gusta

  2. Un mensaje muy bello, me queda a la perfección. Si que se requiere valentía porque el dolor que se atraviesa es como un acero ardiente atravesándote día a día, hasta que empiezas a ver la luz al otro lado y vas paso a paso caminado ese bello trayecto de victoria. En mi caso, tomarme de la mano de mi Dios Padre, día a día le pedía que nunca soltara mi mano y me dieron un consejo tan hermoso: Envía perdón, pídete perdón y entrega todo ese amor que tienes para no sentirlo más, porque era demasiado el amor que tenía y así lo hice, el día a día es un llanto a solas tan amargo que pides acabe, pero poco a poco va sanando y te vas descubriendo : sola disfrutando tu soledad, venciendo los miedos y lo más importante volviéndote tú mismo amor el más importante de todos. Si que uno queda con tantos miedos, no confías y solo pides que en mínimo 10 a 15 años estar sola. Pero Dios tiene otros planes maravillosos en su infinita misericordia y sabe cómo curar nuestras heridas, al día de hoy ciertamente, se recuerda lo bello de la relación, agradeces cada sonrisa cada momento compartido y “olvidas” lo malo porque el perdón te ayuda a ser feliz, pero aprendes cada cosa aprendida y no permitimos que tan fácil nos vuelvan a dañara. Volver a confiar? Claro que siiii, sino nos volvemos amargados y ya hay muchos así, conservemos lo bello que Dios nos dio que es el regalo de amar. Ahora mi vida es maravillosa, cosas que pensé no existían para mi me están sucediendo, solo grandes Bendiciones vivo día a día. Y pido día a día, Padre amado nunca sueltes mi mano.
    Gracias querido amigo por escribir este sustancioso y beneficioso post y que vengan más.
    Dios te bendice.
    Con cariño y admiración tu amiga, Bella Salinas ahora felizmente Bryan.

    Le gusta a 1 persona

    1. Bella, hermosas palabras y hermoso mensaje para todos aquellos que viven una pérdida y que tienen que ser valientes para superarla. No solo tienes mi cariño sino mi admiración y solo te deseo lo mejor, que es más de lo que estás viviendo ahora. Fuerte abrazo

      Me gusta

  3. Hermoso mensaje, en estos momentos de mi vida me ayuda a con mi lucha para seguir adelante sola, estoy atravesando por una separacion de 20 años y de mi parte todavia hay mucho amor hacia el pero creo de el ya no, ya tenemos como un año de muchos conflictos donde nos separamos y regresamos,y me esta constando tanto dolor soltar aunque se que es lo mas sano hay momentos en que quisiera pedirle que regrese que sigamos intentando pero recapasito y se que volveriamos a lo mismo. Solo le pido a Dios que no me sulte de su mano y me de la fuerza necesesaria para salir adelante.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hanna, gracias por leerme y por tu mensaje. Evalúa bien las cosas pues solo tú puedes tomar la mejor decisión. No hay recetas universales ni medicinas que curen todos los dolores, si es el momento para irte se sentirá bien hacerlo. Valórate a ti misma y sobre todo protégete, lo demás vendrá por añadidura. Te deseo lo mejor

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s